Reconstrucción tras una tormenta de juguetes en la habitación

10 de marzo de 2016
Ahhh, las habitaciones de tus hijos, o a lo que no adorablemente nos referimos como “zona de desastres”. ¿Qué diablos sucede ahí? No importa cuántas reglas, canciones para limpiar, o recordatorios de mamá, siempre parece que acaba de pasar el tornado del siglo. Cuando parece que el piso y los sentidos de organización han desaparecido, recurre a estos consejos de organización que ahorran espacio para mantener las habitaciones como si hubiera pasado un tornado suave (como mínimo).

Haz que tus hijos cambien el sistema

La creatividad es algo muy bueno, pero puede ser un lío (por no decir algo peor). ¡A menos que la uses para crear organización! Haz que los artículos para organizar sean divertidos e interactivos con estas etiquetas. Solo imprime las etiquetas en papel adhesivo y pide a tus hijos que las decoren con marcadores, lápices de colores, crayones... ¡e incluso con purpurina! Pega las etiquetas en las bolsas Ziploc® y mira a tus hijos ordenar y organizar sus artículos, ellos solos. Las pestañas abrefácil hacen que los niños disfruten más mientras organizan toda esa diversión. Eres una mamá habilidosa, ¿no es así?

Deja de trepar por las paredes (y comienza a usarlas)

El escritorio de un niño tiende a perderse bajo una pirámide de juguetes, manualidades, calcetines y quién sabe qué más. Dale al escritorio su legítimo uso de sentarse y trabajar: limpia un poco de ese precioso espacio ocupado. Si cuelgas juguetes y demás elementos en la pared con una bolsa Ziploc®, podrás volver a verlo, ¡y usarlo!

Materiales:

  • Bolsas Ziploc®
  • ¡Un pequeño trozo de cinta adhesiva (preferentemente con algunos patrones o colores divertidos)!
  • Perforadora

Instrucciones

  • 1 Simplemente, pliega un pequeño trozo de cinta sobre la pestaña abrefácil en las bolsas Ziploc®.
  • 2 Perfora la cinta y la pestaña con una perforadora.
  • 3 ¡Toma un gancho y cuélgala!
  • 4 Consejo: Con todo a la vista en bolsas transparentes, ¡encontrar el lazo perfecto o el compañero superhéroe es muy fácil!

Limpieza clasificada por colores

Juguetes. Los juguetes desordenados tienen la culpa de las cosas más caóticas. Pero finalmente encontramos una manera simple y muy organizativa de mantener un registro de estos "muchachos". ¡Usa los divertidos colores de las bolsas Ziploc® con pestañas abrefácil para clasificar los juguetes! Por ejemplo, usa magenta para los instrumentos musicales; azul para muñecos, muñecas, superhéroes, y muñecos de acción; y verde para los accesorios del cabello de las muñecas, etc. La clasificación por colores hace que la limpieza sea un poco más divertida, y es un poco más simple de recordar para los niños. Y las pestañas abrefácil hacen incluso más simple que las pequeñas manos colaboren.

¡Adiós a las piezas perdidas! ¡Hasta luego cajas voluminosas!

Ahorra espacio y tiempo (y dolores de cabeza) sacando los rompecabezas de sus cajas. ¿Qué dijiste? Pon todas las piezas en una bolsa para sándwiches, almacenamiento o congelador Ziploc®, y coloca un recorte del rompecabezas terminado de la caja en la bolsa a modo de etiqueta. Otro consejo útil: Rotula la pestaña con la cantidad de piezas (para que tus hijos puedan fácilmente decidir qué tan ambiciosos se sienten al momento de elegir un rompecabezas).

Doma la montaña de juguetes

¿Parece que tu casa siempre está a punto de estallar? ¿Te horrorizas cada vez que tus hijos traen otro juguete de una fiesta? ¿Te dan pavor los cumpleaños solo por todas las cosas adicionales para las que sabes que tendrás que hacer lugar? Te entendemos. ¡Intenta implementar la política “entra uno/sale uno”! Cada vez que tu hijo reciba un nuevo juguete, haz que seleccione uno viejo para donar. Esto ayuda a mantener el equilibrio al navegar por el mar de juguetes, y les enseña a los niños la importancia de dar.

 

Conserva una bolsa X-Large o XX-Large Ziploc® Big Bag en su armario o debajo de la cama para los juguetes destinados a la donación. A medida que los niños agreguen un juguete, háblales sobre cómo otro niño estará emocionado con este juguete. Diles que están marcando una diferencia al ser generosos y haz que se entusiasmen al dar.

 

Una vez que la bolsa esté llena, simplemente colócala en la parte de atrás de la minivan, abróchales los cinturones a tus hijos y vayan al centro de donaciones más cercano. Te sentirás aliviada de reducir la cantidad de cosas que tienes y tus hijos se sentirán importantes. Mamá: 1. Tornado de juguetes: 0.